Al menos 22 trabajadores en proceso de jubilación están incluidos en la ola de despidos, sin justificativo, denunciaron.

De 120 calificaciones de despido, ahora serían 700 los calificativos contra trabajadores de Maderas del Orinoco, en Maturín, estado Monagas, denunció William López, secretario de prensa y propaganda del sindicato de esta empresa.

“Maduro dijo que tendríamos unas navidades felices, porque depositaría el 25% de las utilidades, pero en Maderas del Orinoco se han dejado de cobrar quincenas, utilidades, prestaciones, y ahora hay 700 calificaciones de despido”, cuestionó.

Frank Silva, abogado asesor, destacó que no solo se trata del despido injustificado de los trabajadores, también de la violación a los derechos y garantías constitucionales.

“Más grave aún. Estábamos en asamblea hace dos días, los trabajadores estaban en el portón y representantes salieron a notificar que todos tenían calificativo. No dieron chance de solicitar reenganche”, denunció.

Piden una investigación ante el hecho que “un inspector del trabajo tome tal decisión, violando el debido proceso y el derecho a la defensa”, agregó Silva.

Asimismo, Francisco Camacho, jubilado, denunció que al menos 22 empleados en proceso de jubilación están incluidos en los calificativos de despido.

Cabe destacar que de acuerdo con el Manual de Organización de la Unidad de Atención al Jubilado y Pensionado, aprobado por la junta directiva en diciembre de 2013, indica en el artículo 14 que “la condición de trabajador en proceso de jubilación, implica que no podrá ser objeto de despido o destitución, a menos que incurra en los causales de la Ley Orgánica del Trabajo, las Trabajadoras y los Trabajadores, y en el régimen disciplinario de la empresa”.