De acuerdo con la presidenta de la Federación Venezolana de Maestros en Caroní, Carmelis Urbaneja, el 80% de los docentes se sumaron al primer día del paro de 72 horas.

Este martes inició el paro de 72 horas convocado por la Federación Venezolana de Maestros, en protesta por el incumplimiento de sus beneficios contractuales. En el municipio Caroní del estado Bolívar se sumaron alrededor del 80% de los docentes del magisterio.

“No estamos peleando por un aumento de salario sino por el 500% de los que nos adeudan a los maestros”, recordó Carmelis Urbaneja, presidenta de la FVM en Caroní.

Denunció que esta vez continuaron las amenazas de despido, principalmente para maestros contratados y que no tienen titularidad. Comentó que luego del anterior paro de 48 horas, destituyeron a 13 docentes que se sumaron a la protesta, entre ellos cinco del Centro de Educación Inicial Unare, y otros de las escuelas Caura, Canaima y 11 de Abril.

Mencionó también que desde el lunes se difundieron audios de la Autoridad Única en Educación, Mauro Suárez, con amenazas de despido a quienes se sumaran al paro. Aunque los educadores enviaron un acta donde notifican el motivo de su ausencia en las aulas, el ministerio también exigió a los directivos de escuela información sobre la asistencia de maestros, personal administrativo, obrero y de alumnos.

“Ya qué nos van a quitar a los maestros si nos han quitado todo. No tenemos para comer, para pagar el transporte, andamos con los zapatos rotos”, dijo Urbaneja.

Por otra parte, afirmó que en esta oportunidad el ministerio dispuso de miembros de Chamba Juvenil y Somos Venezuela para cubrir las ausencias de los docentes.

Sobre la recuperación de clases, la presidenta de la FVM-Caroní aseguró que organizarán horarios que no afecte a los alumnos, para recuperar los contenidos pendientes. Acotó que aunque no está previsto en lo que resta de año un nuevo paro, de no obtener respuesta a sus reclamos, evalúan ir a una “hora cero” para enero de 2020.