La estatal del aluminio cumplió ocho meses detenida este viernes. La empresa informó recientemente que cuenta con 90 celdas listas para la primera etapa del arranque, pero no precisó fechas.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Menos de la quinta parte de la nómina de la estatal Venalum tiene autorización para ingresar a planta. La industria está paralizada desde marzo de 2019, luego del primer apagón nacional, lo que obligó a implementar un plan de contingencia con apenas un reducido grupo de trabajadores que asiste a las áreas a labores de mantenimiento. Esa ha sido la dinámica de los últimos ocho meses.

En ese contexto, el ministro de Industrias y vicepresidente del Área Económica, Tareck El Aissami, recorrió este viernes la planta que, aseguró, “fue una de las empresas que sufrió durante el sabotaje eléctrico en marzo de este año, sufrió daños estructurales ocasionados por los ataques de la derecha terrorista, que apostaron que más nunca íbamos a poder arrancarla”.

“Prepárese Venalum de nuevo a producir el aluminio y a poner productiva todas nuestras empresas”, agregó, junto al presidente de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG), Pedro Maldonado; el titular de Venalum, Pedro Tellechea; el presidente de Pequiven, César Salazar Coll, y el viceministro de Industrias Intermedias, Antonio Pérez Suárez. La mayoría de las cuentas oficiales se hicieron eco de la inspección para verificar las “potencialidades” y “capacidad” de las industrias.

Venalum operaba a 6,5% de su capacidad instalada hasta la mañana del viernes 8 de marzo de 2019, cuando sus 59 celdas en servicio en ese momento se apagaron por completo tras más de 12 horas sin energía eléctrica en medio de un apagón nacional. 14 celdas de la estatal Alcasa también se perdieron.

La estatal informó recientemente, a través de un comunicado, que cuenta con 90 celdas listas para iniciar la primera etapa del arranque operativo de la industria. No precisó fechas. “Venalum se encuentra trabajando conjuntamente con las empresas y autoridades que abordan la estabilidad del Sistema Eléctrico Nacional, a fin de que el suministro de energía sea confiable para el pronto inicio de nuestras operaciones de producción de aluminio”, informó el departamento de prensa a Correo del Caroní.

El secretario de finanzas del Sindicato de Trabajadores Profesionales Universitarios de la Industria del Aluminio (Sutrapuval), Ángel Brito, resaltó que la planta sigue paralizada e informó que a finales de este mes se espera el arranque de dos celdas de reducción de aluminio para posteriormente continuar la puesta en servicio de forma progresiva, “pero sin energía eléctrica, sin garantizar los sistemas auxiliares, equipos móviles y planta de carbón, es más de lo mismo, un show para desmentir las denuncias de los trabajadores”.

La visita también incluyó un recorrido por la estatal Carbonorca, también en mínimos operativos. “En la visita a nuestra planta del ministro @TareckPSUV demostramos que estamos listos para suministrar ánodos al sector aluminio”, informó la empresa a través de su cuenta en Twitter.

El Aissami también sostuvo una reunión con el Cuerpo Combatiente para la Seguridad de las Empresas Básicas en el edificio sede de la Corporación Venezolana de Guayana. El presidente de la Central Bolivariana Socialista de Trabajadores, Pedro Perales, informó -a través de su cuenta en la red Twitter- que también participó el Estado Mayor de los Consejos Productivos de Trabajadores para evaluar los “avances” en las industrias, la mayoría detenidas desde hace meses.

El encuentro desplazó la entrega de las cajas de alimentos subsidiados para los trabajadores al edificio administrativo, antiguo Maxy’s.