Banner aniversario nuevo

Lunes, 29 Junio 2015 00:00

Ramón Díaz aplicó en Paraguay la receta de Martino

 
Valora este artículo
(1 Voto)
Díaz le devolvió la garra al cuadro guaraní Díaz le devolvió la garra al cuadro guaraní Foto as.com

Tener un equipo sólido en cada línea es una de las recetas que el argentino Ramón Díaz aplicó de su antecesor Gerardo “Tata” Martino.

Concepción.- Gerardo Martino encontrará con Argentina este martes una selección de Paraguay que conoce bien y que ha renacido al recuperar las virtudes clásicas de un fútbol carente de estrellas.

El seleccionador, el argentino Ramón Díaz, no tuvo que mirar muy lejos cuando asumió el cargo hace cinco meses. Se fijó en lo que hizo antes Martino, que llevó a Paraguay a los cuartos de final del Mundial de Sudáfrica 2010 y al subcampeonato de la Copa América 2011, y resucitó la fuerza del grupo, la solidez defensiva y el aprovechamiento de recursos escasos.

“Hemos tratado de que (el jugador paraguayo) esté convencido del potencial que tiene. Es intenso, duro, sabe de su limitación, pero también de sus virtudes”, afirmó el técnico, al que se le ha encargado la misión de hacer de nuevo competitivo a Paraguay, que tras disputar cuatro Mundiales seguidos no estuvo en Brasil 2014.

De momento lo está consiguiendo. Este martes disputará en Concepción la semifinal de la Copa América ante una Argentina brillante repleta de estrellas, lo que hará que Paraguay vuelva a ser la víctima habitual.

Sólo ganó a Jamaica por 1-0, pero empató con Uruguay, Argentina y el sábado ante Brasil, a la que eliminó por penales como hace cuatro años. En los tres partidos remontó resultados adversos.

“Los jugadores están en su mejor momento”, afirmó Díaz, que el sábado volvió a expresar las virtudes de un equipo que quizás no es el más atractivo de ver, pero que vuelve a ser un peligro para cualquiera. “Tenemos un grupo de mucha experiencia y muy profesional, con capacidad, orgullo, ganas de revertir situaciones, temperamento”.

Paraguay tiene claro lo que es y no se vuelve loco por ser algo que no puede. Así fue y así es el ADN de un equipo que vive por encima de sus posibilidades gracias a la fuerza del grupo.

“Carecemos de alguien al que vamos a darle la pelota y que con él ganamos el partido, por lo que apuntamos a lo grupal. Es lo que nos dio resultado, armamos nuevamente un buen grupo de esa manera. Las ilusiones descansan en esas cosas que habíamos perdido y volvimos a recobrar”, destacó el portero Justo Villar, que está a punto de cumplir 38 años.

Lo supo bien Martino, que este martes se enfrenta de nuevo al equipo en el que más triunfó como técnico a la espera de hacer campeón a Argentina. En nada se parece el fútbol que practicó su “albirroja” con el que hace ahora con la “albiceleste”, que cuenta con Lionel Messi, Sergio Agüero, Ángel di María y Javier Pastore. En ese once titular hay quizás más talento y creatividad que los que tuvo en su historia Paraguay.

Díaz lo aceptó. El éxito pasa por el conjunto. “Ha sido partícipe de crear otra vez un grupo sólido, de conseguir un grupo que se haga fuerte y sea exigente en sus objetivos”, lo elogió el delantero Roque Santa Cruz, de 33 años y uno de los pilares junto a Nelson Haedo Valdez, Paulo da Silva y el arquero Villar.

“Muchos jugadores vivimos momentos de incertidumbre, malos ratos por la eliminatoria anterior”, recordó Santa Cruz. Paraguay, cuartofinalista en Sudáfrica y que estuvo muy cerca de batir a España, que luego sería campeón del mundo, no sólo no estuvo en Brasil, sino que acabó último en la eliminatoria sudamericana.

Era hora de revolución, pero en un país como Paraguay no pasaba por empezar de cero y prescindir de los veteranos. Díaz, sin embargo, ha incluido también a jóvenes como Derlis González, futuro y presente del equipo y autor del penal que igualó el partido ante Brasil y del definitivo en la tanda.

“Derlis me gusta mucho”, repite Díaz sobre la perla del Basilea suizo. “Vamos a ir metiendo más jóvenes”, promete el técnico que triunfó en River Plate.

González es el arma en ataque junto al zurdo Edgar Benítez, el juego aéreo y delanteros expertos como Santa Cruz, Haedo Valdez y Lucas Barrios. El resto es cuestión de juntar líneas, presionar, marcar dura y tener mucha confianza.

Paraguay, que suma un triunfo y tres empates, sabe que ni siquiera necesita ganar partidos para seguir adelante. En la Copa América 2011 llegó a la final sin vencer ni uno solo: cinco empates y la derrota ante Uruguay en la final. De los cinco encuentros que disputó en el Mundial de Sudáfrica, sólo superó al rival en uno. Ir avanzando por penales también vale.

“Tenemos buenos pateadores. Venimos practicando mucho. A los jugadores hay que darles tranquilidad, hay que darles confianza y te van a responder”, señaló Díaz. A Martino no lo sorprenderá.

Visto 1324 veces Modificado por última vez en Lunes, 29 Junio 2015 06:39

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Gracias a su ventaja en el partido de ida más el empate sin goles en la vuelta, Grecia terminó por sellar su boleto al Mundial don...

Con un empate sin goles ante Irlanda de Norte, los suizos acudirán por undécima vez a una cita mundialista. ...

La selección inca no pudo hacerle daño a una Nueva Zelanda ingenua, pero como pudo saco un empate en su casa. En Lima el miércoles...

Con ráfagas de talento y de buen fútbol de Messi y Agüero, la selección albiceleste se impuso por 1-0 a Rusia en partido preparato...

La “Roja” impuso su magia y la brindó a los asistentes al estadio de Málaga una goleada de 5-0 sobre Costa Rica en partido amistos...

Los cupos africanos quedaron completos con las clasificaciones este sábado de las selecciones de Marruecos y Túnez. En Europa todo...