Es una herencia y una fórmula repetida y en este caso fue Teodoro “Cafecito” Martínez igualara la pizarra en el octavo inning para que finalmente los escualos se impusieron por 5-4 a los Caribes de Anzoátegui

Caracas.- ¿Siente que el sueño lo vence? Tómese un café. Esa es una fórmula que está comprobada en el tiempo; le ha funcionado a la gente y también le sirvió este jueves a Tiburones de La Guaira, en la noche de Caracas.

Abajo en la pizarra por una carrera, los escualos lograron regresar en el octavo inning, gracias a que Teodoro “Cafecito” Martínez dio un enorme doble al jardín izquierdo que remolcó a Alberto González e igualó el juego a tres anotaciones. Con elevado de sacrificio Edgar Durán empujó a Héctor Sánchez, otro de los beneficiados por el batazo alto en cafeína, y así La Guaira volteó el compromiso y derrotó 5-4 a Caribes de Anzoátegui.

“Siempre le doy las gracias a mi hermano que me mantiene enfocado”, le dijo Cafecito al periodista Elio Parra, de TLT. “Al principio no salieron las cosas, pero me siento bien, me siento en confianza”.

Es el segundo juego seguido que Tiburones levanta en el octavo tramo. El miércoles le hizo lo mismo a Leones del Caracas. Además, es el tercer cotejo de cuatro que le gana el equipo a La Tribu.

“Es importante para nosotros ganarle a un equipo como Caribes porque en el papel lucen favoritos para llevarse todo”, comentó Martínez. “Pero nosotros no nos rendimos”.

La Guaira tomó ventaja en el primer capítulo con dos carreras producidas por rodado de Leonardo Reginatto y sencillo de Alberto González. Pero Anzoátegui igualó en el segundo episodio con el cuarto jonrón del dominicano Denis Phipps. Con elevados de sacrificio de Edwin García y César Valera, los aborígenes pisaron el plato dos veces más, en el cuarto inning.

Los salados también hicieron una rayita en el quinto, con incogible de Danry Vásquez.

Ganó, por segunda noche seguida, Rafael Cova (3-0). Perdió Jean Toledo (0-2). Gregory Infante salvó su cuarto juego de la temporada. (Lvbp.com)